PEELING

Un peeling es una exfoliación química facial para remover las capas exteriores de la piel estimulando la regeneración de la misma. Ayuda a eliminar las arrugas, cicatrices de acné, líneas de expresión, manchas, imperfecciones y en el control de los niveles de grasa. De acuerdo al tipo de sustancia utilizada es el grado de exfoliación y efectos que se obtienen.

  • – Retipeel: Una mascarilla que renueva el cutis, rejuvenece, reduce manchas superficiales, unifica los tonos de la piel y reduce la grasa del rostro debido a su acción seborreguladora.
  • – Melaspeel: Es una línea de peelings que contienen alfahidroxiácidos (ácido láctico y ácido cítrico), además de agentes despigmentantes como el ácido kójico y la hidroquinona, junto al resorcinol (agente queratolítico) y al ácido salicílico. Hay cinco tipos de peelings dentro de esta línea; K, KH, R, J y J2 (*).
  • – Salipeel: Antes de realizar un peeling de ácido salicílico hay que conocer lo que es. Este peeling utiliza un beta hidroxi ácido, que se ha demostrado que es eficaz como agente para exfoliar la piel. El ácido salicílico es uno de los tratamientos de acné más confiables del mundo. Tiene propiedades comedolíticas (destruye espinillas) y queratolíticas (elimina células muertas) lo que hace que sea capaz de romper las fuertes proteínas estructurales de la piel y de infiltrarse en los tapones de restos de células muertos, grasa e impurezas que obstruyen los poros y causan puntos negros, espinillas y granos.