LUZ PULSADA

La luz intensa pulsada (IPL) es una fuente de luz de alta intensidad que permite atacar diferentes objetivos a la vez como lo son las hiper-pigmentaciones, enrojecimiento, poros dilatados, venitas, arrugas además de que estimula la producción de colágeno. También se le conoce como fotorejuvenecimiento.

La luz pulsada es una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango más o menos estrecho de colores que producen un efecto diferente en la piel. De esta manera, la luz actúa como un bisturí inteligente y barre todas las estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel. El fotorejuvenecimiento reduce el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas, ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis, reduce las manchas tanto marrones como rojas y mejora la textura de la piel. El procedimiento se realiza sin necesidad de bajas laborales y en varias sesiones de aproximadamente 30 minutos.