PIEL GRASA

Las pieles mixtas-grasas y acneicas deben enfrentar un problema de cantidad y calidad del sebo, lo que con frecuencia las hace víctimas de puntos negros e imperfecciones. Las imperfecciones, sin embargo, también pueden estar vinculadas con patologías como el eccema, por ejemplo, lo que dificulta su tratamiento.

Asimismo, el acné, que puede ser leve en la adolescencia (en virtud de que afecta al 80 % de los jóvenes), puede también atacar a los adultos, hombres y mujeres, y adoptar formas específicas en cada caso. Su impacto psicológico es a menudo importante y por ello debe atenderse de manera apropiada, ya que la gran mayoría de los tipos de acné desaparece con un tratamiento adecuado.