ESTRÍAS

Las estrías son marcas irregulares debido a un estiramiento rápido y alteración en el colágeno de la piel. Son normales durante la pubertad debido al crecimiento, pero existen otras causas como el embarazo, obesidad, la toma de ciertos medicamentos, algunas enfermedades, entre otros. Se asemejan a líneas o franjas rojas en la piel que con el tiempo se vuelven blancas. Las zonas comunes donde aparecen son glúteos, abdomen, caderas, muslos y mamas.

Las estrías son marcas irregulares debido a un estiramiento rápido y alteración en el colágeno de la piel. Son normales durante la pubertad debido al crecimiento, pero existen otras causas como el embarazo, obesidad, la toma de ciertos medicamentos, algunas enfermedades, entre otros. Se asemejan a líneas o franjas rojas en la piel que con el tiempo se vuelven blancas. Las zonas comunes donde aparecen son glúteos, abdomen, caderas, muslos y mamas.

Hay dos tipos de estrías:

  • – Estrías de distensión llamadas trioque se observan en mujeres embarazadas, en obesos que han perdido peso drásticamente y en patologías como el síndrome nefrítico y ascitis.
  • – Estrías purpúreas o purpúreas de color violeta o rojos oscuros que son un signo característico del Síndrome de Cushing por la producción excesiva de cortisol (hipercortisolismo). Pueden ser creadas también por el consumo prolongado de corticoides farmacéuticos.

Desde un punto de vista fisiológico, las estrías son causadas por el estiramiento de las capas medias e internas de la piel debido al embarazo, la pubertad5 y el crecimiento rápido, también por el aumento repentino de peso o musculación. Cuando hay una ruptura de las fibras de colágeno y la elastina, la piel se debilita y se vuelven susceptibles a la cicatrización crónica que al igual que una vieja banda elástica, tienden a perder su elasticidad. Muchos dermatólogos creen que las hormonas también pueden jugar un papel en el que afectan a la capacidad de la piel para hacer frente al repentino y prolongado estiramiento.